Blog de Yoga Coslada

Entradas etiquetadas como ‘cura de otoño’

Cuidados de Otoño, Invierno Saludable

Queridos lectores siento deciros que se acabaron las vacaciones, al menos a la mayoría de nosotros, ese momento de transición tan esperado y tan fugaz a la vez pero tan necesario para disfrutar libremente de la familia, cambiar de ubicación y, quizá, ver otros entornos o, simplemente para descansar, ¡qué demonios!.

Ahora llega el otoño y, con él una estación transitoria de preparación para el frío invierno que requiere ciertos cuidados de prevención y descanso de nuestros organos vitales.

La estación otoñal es dinámica y nos impulsa a actuar eliminando como las hojas que caen de lso árboles.

Reproduzco una parte del artículo de María Gómez, experta en Biodinámica Sacrocraneal, Curas de otoño: “El otoño es la época de la cosecha, recogemos todo aquello que hemos sembrado en primavera y ha ido creciendo con las lluvias y el calor del verano. Pero no solo recogemos los frutos de la naturaleza, del exterior, como frutas, verduras, cereales… sino que también recogemos los frutos de nuestro interior, como nuestros proyectos, nuestro trabajo, nuestra salud y nuestras relaciones.

Atesoramos estos frutos, internos y externos, y en otoño nos preparamos para la estación del descanso: el invierno. Guardamos las frutas, hacemos conservas, preservamos el cereal de la humedad…todo para prevenir los meses fríos del invierno. También en otoño nuestra energía se dirige hacia el trabajo, la familia y los proyectos en el hogar.

Como en primavera, es una buena estación para hacer una limpieza general, no solo de nuestro cuerpo sino tambien de nuestro hogar, relaciones,  parásitos varios, en el trabajo.

Según la Medicina Tradicional China el otoño está relacionado con el elemento metal, que representa las sales y los minerales de la tierra. Su dirección es el oeste, su color el blanco. Sus emociones dolor, preocupación y pena. Estas emociones pueden ser una respuesta normal y saludable ante la vida, pero cuando son extremas y prolongadas pueden dañar el pulmón y el intestino grueso, órganos gobernados por el otoño. Esto quiere decir que en otoño estos órganos están muy activados y, por lo tanto, vulnerables y deben cuidarse. Deben mantenerse limpios y a menudo esto es difícil debido a la contaminación del aire que respiramos y a los conservantes, colorantes y saborantes de los alimentos que consumimos.”

Siguiendo estas pistas significativas, nuestra acción irá dirigida predominantemente  hacia estos dos órganos complementarios y de la misma característica otoñal:

El Pulmón mediante la aportación de aire puro en lo posible con la prática de la

El resfriado es un ejemplo de desintoxición forzada por el organismo

respiración lenta y profunda siempre que podamos con el fin de procurar un imtercambio completo no solamente en cuanto a la respiración pulmonar se refiere, sino permitir que se extienda y permita una respiración celular o interna suficiente. La respiración y el cambio están muy asociados: sugieren un proceso de constante cambio, inspirar y espirar, tomar y dar… según el budismo cada inspiración es una nueva vida y cada espiración un poco de muerte. Así que puedes elegir experimentar pesimistamente toda respiración o cambio en la vida prestando atención a lo que se va al espirar, o disfrutar lo nuevo que llega con cada inspiración. Los pulmones tienen mucho que ver con el equilibrio del cuerpo y son el receptáculo de la energía celeste, con cada inspiración respiramos el espíritu puro del cielo. El ritmo de la respiración mantiene el orden la circulación sanguínea y también está relacionado con la energía vital.

También la nariz está asociada al mismo elemento. Los tejidos del cuerpo gobernados por el metal y activos en otoño son la piel y el pelo. El sabor el picante y especiado. Estos sabores limpian los senos nasales, y, en su justa medida, beneficia los pulmones. En exceso los perjudica. Generalmente la atracción desmesurada o el desagrado excesivo de estos sabores nos pueden indicar un desequilibrio del metal.

La piel está también muy relacionada con los problemas pulmonares. El asma, los eccmas, las dermatitis, las erupciones se asocian a los catarros e infecciones pulmonares. La piel es el órgano más grande de eliminación de toxinas del cuerpo. Así que cuando comiences tu limpieza interna no te sorprendas si te salen granitos. Por lo mismo, cuando te salgan granos observa cómo están tus pulmones….!

El intestino grueso debemos mantenerlo lo más limpio posible. La congestión del intestino grueso es la causa de muchas enfermedades. Muchos dolores de cabeza, de garganta, sinusitis y falta de energía, pueden ser consecuencia del mal funcionamiento del intestino. Para ello procuraremos comer alimentos rivcos en fibra natural para defecar a diario. El estrés es uno de los mayores enemigos del intestino grueso y, como hemos referido al hablar de este órgano y sus relaciones, el correcto fluido de nuestras acciones en cuanto a dar y tomar.

El liquido corporal asociado al metal es la mucosidad y su clima el seco. Cuando hay mucosidad excesiva nos indica un desequilibrio debido a un defecto de hidratación del cuerpo, por beber escasa agua. También el exceso de mucosidad es un caldo de cultivo para los microorganismos. Así que, para evitarlo, bebe agua, al menos dos litros diarios, sobre todo por las mañanas, que es cuando el organismo hace limpieza.”

CURAS DE OTOÑO

Las uvas son el fruto estrella del otoño por su acción depurativa

Hasta la mitad del otoño sería muy adecuado hacer una desintoxicación de una semana. Pero claro, ¿quién es el guapo que hace esto?…Lo cierto es que estas curas de desintoxicación con frutas o zumos no se hacen pesadas y se llevan bién pero antes hay que luchar con el hábito de comer todos los días tres veces que está demasiado marcado en nuestra cultura del bienestar.

Pero sí que resultan más agradablse estas variantes:

  • De 1 a 2 días por semana (para principiantes), mejor en el fin de semana, durante 3 o 4 semanas
  • De 3 a 4 días, durante una o dos semanas seguidas o alternas en un término medio.
  • De 5 a 7 días de una vez para la gente más acostumbrada y veterana.

Los que mejor se prestan son los zumos de pera, manzana, uva que , por otra parte son los frutos de la estación qeu abordamos. Especialmente los zumos de uva actúan como un tónico para los pulmones y el intestino grueso a la par que mantienen el nivel de glucosa adecuado evitando así las posibles hipoglucemias.

Pasos a Seguir:

  • Reparte en tres tomas 1 o 2 kilos de la fruta elegida como si se tratase de una comida normal de esta manera disminuímos la típica “Morriña” a la hora de comer.
  • Como complemento, no obligatorio, se pueden beber dos vasos de limonada al día y tomar una cucharada de aceite de oliva por la mañana, para garantizar la movilidad intestinal.
  • Tambien conviene bañarse todos los días, cepillando la piel con una esponja de cuerda para eliminar células muertas, toxinas y revitalizar la piel, cuya salud es importante para los pulmones.
  •  Las Infusiones más adecuadas a esta estación son las de tipo raiz como jengibre, regaliz y tusilago.
  • El Ejercicio físico más adecuado  para crear una mayor resistencia a las enfermedades, eestará copuesto por actividades suaves a la vez que energáticas crear fuerza y flexibilidad en el cuerpo, relajación a nivel mental y emocional. Tal como el baile, el yoga, el taichi, respiraciones conscientes, carrera suave, etc…

Con estos consejos espero que sigais un flujo natural de acuerdo a al estación intermedia y dinámica que se avecina.

Comenta y comparte este post si te fué útil. tus comentarios serán siempre bienvenidos.

Namasté

Anuncios

Nube de etiquetas