Blog de Yoga Coslada

Entradas etiquetadas como ‘involución’

Evolución o Involución, Esa es la cuestión

 

Involución
Catástrofes y violencia comienzan a primar sobre la Armonía y la Paz

Cuando oímos cada día el noticiario y, cada vez con más frecuencia, vemos que esta plagado de “malas noticias que dominan sobre las escasas buenas noticias”. Accidentes, catástrofes de todo tipo, abusos de los gobiernos al ciudadano, revueltas de los ciudadanos contra los gobiernos, falta de dignidad y honradez en los dirigentes, maltratos y asesinatos en la familia, aumento del crimen organizado, falta de motivación en los jóvenes, ruina económica, desequilibrio cada vez más acentuado entre ricos y pobres, paro galopante, contaminación elevada, enfermedades que no acaban de controlarse a pesar de los avances de la medicina, y un sinfín de cosas más que me cuesta enumerar. Las cifras y frecuencia de estas noticias no baja, es más, suele verse aumentada con el paso de los años.

 Nuestra Humanidad

Y yo me pregunto: ¿hay mucha diferencia entre la época oscura de la Edad Media o la decadencia de las grandes culturas a lo largo de la historia y nuestra época Contemporánea o la Era de la Tecnología Digital que estamos viviendo?. No sé yo si…

Si hacemos un corto balance estaremos de acuerdo en que, como seres humanos, la verdad es que no hemos progresado mucho que se diga, hasta podríamos decir que, como humanos, hemos perdido puntos. Ese salto al Hombre Verdadero no acaba de llegar a su plenitud y seguimos siendo Animales Racionales o Intelectuales. La Inteligencia Práctica evoluciona en una dirección determinada pero no la verdadera Inteligencia que afecta a todo el Ser. Nuestra mente se ha quedado en el análisis superficial y, lo que es peor, se ha olvidado de la síntesis influenciada por las emociones que dan lugar a diferentes “entes” dentro de nosotros formados por un montón de vivencias, personalidades, circunstancias, hábitos y defectos a partir de los cuales se conforma nuestro Ego y, por consiguiente, emitimos nuestros juicios y ya nos podemos imaginar la “calidad de dichos juicios” en vista de la multiplicidad anterior.

Un ejemplo de que conviven varias personalidades en nuestra mente es el hecho de que en algunas situaciones una persona puede ser perezosa, en otra mostrarse diligente, en otra nos sale el lado fanático y en otra el lado tierno y todo eso dentro de la misma persona de ahí la frase: “No eres el mismo”, efectivamente puedes ser cualquiera de los entes que has formado dentro de ti lo cual ha minado tu voluntad superior llevándola a una confusión fenomenal.

Esta multiplicidad, en unos más que en otros, hace que nuestro verdadero Ser pase la mayoría del tiempo “fuera de casa” como un autómata que hace muchas cosas pero no vive casi ninguna de ellas, de ahí la frase “hay que ver como se pasa el tiempo de rápido cuando somos mayores”. La rutina y el automatismo tienen la culpa pero nosotros somos los que no estábamos en casa, o sea, concientes. En definitiva, nos encontramos dominados y fascinados por los sentidos que se dirigen hacia fuera, hacia los objetos de la creación dejando olvidada nuestro propia naturaleza interior.

Nuestro Cuerpo o Nuestros Cuerpos

Para entender esto más claramente de manera lógica observemos nuestra composición septenaria. En líneas generales, no obstante, podemos resumirlo en cuatro esferas fundamentales a saber:

q  Cuerpo Físico – Energético, lo que vemos y tocamos y nos permite movernos y realizar nuestras funciones.

q  Cuerpo Emocional, es nuestra batería y genera las emociones y deseos

q  Cuerpo Mental, que nos proporciona la razón, pensamientos, juicios en base a los otros dos anteriores. Este y el anterior conforman el llamado Cuerpo Astral.

q  Cuerpo Causal o Espiritual donde se encuentra nuestra verdadero Ser.

Para conseguir comportarse como un Ser integral, deberían estar al servicio de una voluntad consciente pero…la realidad es muy distinta cuando estos cuatro cuerpos no se hayan controlados por la Voluntad

Despues de los momentos de explendor....

Superior, van cada uno a un ritmo diferente creando toda una serie de contrariedades e incongruencias de lo más grotesco o cómico que no hacen más que entorpecer nuestra propia evolución.

Pongamos un ejemplo para ver el origen de nuestras contradicciones:

Decimos: «Voy a comer»; de pronto, nos asalta otra idea, nos asalta una idea que sale del Yo del movimiento y dice: «no, no voy a comer todavía, voy a ir a tal o cual lugar»… Tal idea puede también ser saboteada por el Yo del intelecto que dice: «¿pero bueno, ¿a qué voy a tal lugar? Mejor me siento a leer el periódico»…etc.

En este caso  podéis ver la discusión entre tres personas: la del estómago, que quiere comer; la del movimiento, que no quiere comer todavía y como tercera en conflicto, sale la del intelecto. Entonces quiere decir que dentro de nuestra persona psicológica existen muchas personas, son personas psicológicas con realidad que le damos y que existen en el espacio psicológico. Si aceptamos que existe un espacio tridimensional, debemos aceptar también que existe el espacio psicológico.

¿Una Mente Individual?

Ese es un lujo que muy pocos pueden hallar. Si hacemos reconsideraciones de fondo, podemos evidenciar que la mente que tenemos parece una veleta, gira de acuerdo con la «onda»: hoy un pensamiento, al

Debemos transmutar la mente para que tomar el control de nuestros actos

rato otro; tan pronto afirmamos como negamos, estamos llenos de terribles contradicciones. Si tuviéramos una Mente Individual, sería imposible que fuéramos tan paradójicos, que nos contradijéramos tanto a cada momento.

Nosotros sabemos que nos contradecimos demasiado, pero nos las arreglamos auto?engañándonos, para no vernos como locos; siempre encontramos una evasiva para nuestras «queridas justificaciones»: «Sí, como yo no había madurado bien esta idea, por eso pensé así; hoy pienso diferente»; o «es que ya analicé mejor la cosa y el negocio que pensaba hacer ya no lo hago», etc., etc., etc. Siempre algún malabar hacemos con el entendimiento para auto?engañarnos, pues no tenemos ganas de pensar que somos locos.

La realidad es que, la mente individual es muy difícil hallar. Hay que fabricarla y la gente no la ha fabricado; lo que tenemos son mentes y esto es diferente. Dentro de nuestra personalidad, conviven muchas entidades de tipo psicológico creados por nuestras propias experiencias, circunstancias, percepciones, etc..

 

El Hombre es el rey de la Creación y nosotros no somos dueños ni de nosotros mismos, y si nosotros no somos reyes de nosotros mismos mucho menos podemos ser reyes de la Creación. No es posible concebir un rey de la Naturaleza que no sea rey de sí mismo antes.

Si no somos capaces de manejar los elementos, no somos Hombres, porque el Hombre es el rey de la Creación. Hasta ahora sólo hemos demostrado que somos víctimas de las circunstancias.

Hay que volver  al reencuentro con nuestra propia identidad, con nuestro centro de mando, nuestra voluntad Interior y, para ello solo tenemos una manera eficaz que no es otra que el camino del desapego (ver post “¿Como percibimos el desapego?” agosto 2011) utilizando como medio la introspección a través de la meditación y la disolución de todas las entidades que tenemos dentro que forman nuestro Ego y que dan como resultado esas conductas contradictorias e involutivas que no nos dejan crecer ni expresar nuestra verdadera Identidad o Puro Ego.

Nota: Hay cosas que creemos que no existen sin experimentarlas, lo que es igual que si tengo el cuerpo inmóvil durante mucho tiempo desde que nazco, los músculos se atrofiarán y, cuando vea a alguien moverse podría decir: “Eso es imposible, o eso es una película, no es real”. Tendría que empezar muy poco a poco a movilizar, dar tono, tomar sensaciones y luego ejercitarse, entrenarse para comenzar a sentir el movimiento, cómo sus músculos responden y le pueden llevar cada vez más lejos

El Mejor Método. La Meditación

Se hace necesario que, cuando uno descubre que tiene tal o cual error, tal o cual defecto, medite profundamente en el defecto, hasta entenderlo de verdad, hasta hacerse consciente de su origen: de

La Meditación es la herramienta ideal para tomar el control de la mente

dónde viene, cómo fue que consiguió ese defecto, etc., y ya que uno lo ha comprendido, lo elimina más fácilmente ya que lo hace consciente y, por lo tanto, tenerlo bajo control, vigilarlo constantemente y, por fin, erradicarlo definitivamente.

De esta manera vamos creando el verdadero microcosmos que deberíamos ser con nuestro sistema solar interno en orden y armonía semejante al universo en escala. Ahí radica la verdadera felicidad.

La Meditación nos despierta la conciencia dormida y nos reintegra a nuestro núcleo,  a nuestro centro elevando el nivel de discriminación y juicio y fortaleciendo nuestra voluntad para afrontar mejor los obstáculos de la mente dividida ante las circunstancias diversas que se presentan en nuestra vida.

Involución

Nos hallamos en un momento de estancamiento, igual que pasa con la crisis económica, a la baja, para que veáis que proyectamos lo que pensamos. La amenaza de involución está al borde de la esquina ya que, igual que un globo necesita el aporte justo de fuego para calentar el aire que lo hará elevarse y facilitar esto soltando lastre de vez en cuando, lo que estamos haciendo es justo lo contrario, es decir, estamos aportando poco o nada de fuego del espíritu y nos estamos lastrando con nuestros hábitos tan egoístas y materialistas, que no solamente no nos elevamos sino que vamos a la deriva y cayendo a tierra de nuevo esto, desquicia a cualquiera. Menos mal que siguie hjabiendo gente evolucionada que, con su esfuerzo, intenta sostener el equilibrio sin éxito quizá pero ayudan a los que pueden hacer, en un futuro, el esfuerzo de hacer renacer la verdadera humanidad para continuar su camino evolutivo.

 Comparte este post si te ha gustado y te ha servido de ayuda. No te cortes en dar tus comentarios que será bien recibidos.

 Namasté

Anuncios

Nube de etiquetas