Blog de Yoga Coslada

Entradas etiquetadas como ‘Maestro y discípulo’

Maestro o Instructor de Yoga

De todos es sabido, sobre todo en las enseñanzas orientales, que la figura del maestro  era predominante e insustituible para que el alumno encontrara su propio camino de realización en sus estudios y recogiera toda la esencia de la escuela.

Swami Vishnudevananda, divulgador del Yoga en occidente

En occidente al tratarse de unja enseñanza más especializada, esta figura ya no suele aparecer en los programas con tanta frecuencia ni siquiera para referirnos al “Maestro” de la enseñanza básica que antes tanto se nombraba por tratarse de la persona que inculcaba una enseñanza integral, tanto en lo que se refería al programa escolar, como a las normas de conducta y educación moral.

Hoy día, con este término, nos referimos al maestro oriental con cierto halo de misticismo y misterio.

 El Maestro

La palabra que define al Maestro en toda su dimensión es Gurú que significa “el que abre paso de la Luz a través de las tinieblas” y era considerada la personificación o materialización del maestro Interior que todos tenemos, es decir, nuestro ser espiritual, nuestra esencia divina que es la que subyace en nuestro centro de acción pero que, a través de tanta capa o filtro corporal le es difícil comunicarse con nuestro Yo Consciente.

Maestro en yoga es aquel que te conduce de la ignorancia al conocimiento.

Pues bien, este gurú había que encontrarlo y había que ser admitido y ser dignos de sus enseñanzas que normalmente eran tan directas y profundas que no solían ser comprendidas por el alumno a la primera lo que le obligaba a reflexionar y meditar cada vez mas profundamente hasta que, en ese esfuerzo, iba despejando caminos y limitaciones hasta encontrar al esencia del conocimiento. Pero el Gurú es más amplio aún ya que incluye cualquier encuentro, circunstancia que nos rodea que es capaz de sacar lo mejor de nosotros mismos. Este Maestro interior puede saludarnos en la lectura de un libro inspirador, enmascarado en un encuentro con cierta persona de paso que nos trasmite algo especial, un espectáculo, etc.

Al fin y al cabo es la personificación de nuestro Ser Interior en el que reside toda la sabiduría universal y su misión es hacer aflorar dicho conocimiento del discípulo

Algunas características del Maestro:

  • Es una persona desapegada del mundo material, que no vacila en ningún momento
  • Totalmente sincero y directo, pero no le gustan las grandes concentracionmes sociales, ni la publicidad, ni la fama.
  • Da respuestas que fuerza a terminar con nuestra propia investigación y meditación. Suele tener un magnetismo especial
  • Si imparte clases, en sus clases es como si estuvieras asistiendo a un post-grado universitario. Siempre aprendes, siempre puedes descubrir algo nuevo y esto es lo que lo hace tan especial, nunca sabes que tipo de clase vas a recibir.

Relación Maestro – Discípulo: Encuentro de Realización

El trabajo del Yoga se da entre el Chellah y el Gurú, es decir entre el discípulo y el Maestro.

Relación directa y personalizada Maestro – discípulo

El discípulo representa el âtman y el Gurú a paramâtman, en tanto que el encuentro de los dos inicia el trabajo de la realización suprema del discípulo.

Relación Maestro-Discípulo: Camino de Realización

Al hablaros así tengo la impresión de que promuevo en demasía la palabra Gurú, casi con un estilo comercial, pero en realidad no es así. Un Gurú se siente lleno con el hecho mismo de ser Gurú; naturalmente que necesita que alguien le pida algo para justificar su existencia como Gurú; para que existan Gurus necesita haber discípulos, esto es cierto, pero la línea que nosotros seguimos es la de la Maestría y el discipulado; sin discípulo no hay Maestro, y sin Maestro no hay discípulo. Insisto mucho en esta relación porque se trata aquí de una línea de discipulado y no de un sistema gimnástico para ganar dinero o adeptos para alguna ideología política o doctrina religiosa; se trata de un camino auténtico de realización, y esto exige una relación directa entre Maestros y discípulos.

Naturalmente que no hay tantos Maestros como para ponerle un Maestro a cada uno de los practicantes de yoga en sus aspectos elementales, pero sí hay suficientes Maestros como para tratar con los verdaderos avanzados.

Siendo más enfático aún: no me importa si hay profesores de yoga analfabetos, lo que me importa es que existan profesores que realmente hayan experimentado el yoga como experiencia profunda sí mismos.

No vamos a dar clases de anatomía, biología, psiquiatría, psicología o de religiones comparadas en los centros de yoga, vamos simplemente a motivar a nuestros alumnos para que tengan deseos de alcanzar la culminación de todo su proceso humano a través del yoga. Estoy seguro que en algunos lugares de India o del Tíbet, debe haber algunos Gurus auténticamente analfabetas, que no tengan ningún título académico y que sin embargo sean auténticos Gurus.

Swami Sivananda fundador de Yoga Sivananda Vedanta

Swami Sivananda fue uno de los gurús prominentes nunca a maestro de yoga. Se ha desempeñado como médico y él generosamente ha abierto escuelas en Europa y Estados Unidos. Ahora al seguir adelante con todas las prácticas de yoga que tenemos hoy en día, su muy útil y fácil de entender si miramos hacia atrás en torno a la historia del yoga. Swami Sivananda integró todos los sistemas de yoga conocidos, enseñando el yoga de la síntesis que es la base de las prácticas modernas de yoga en Occidente.

Sirve, ama, da, purifica, medita, realízate”– Estas enseñanzas son la fuerza espiritual que están detrás de los Centros de Yoga Sivananda y que han inspirado a aspirantes espirituales de todo el mundo para vivir una vida de amor fraternal y unidad espiritual.

Clasificación de Profesores y Estudiantes

Como todo en este universo, es objeto de la clasificación de acuerdo a las tres gunas o cualidades:

Profesores Sátvicos  1

El mensaje de estos grandes maestros es generalmente difundido por sus discípulos. Por ejemplo, san Pablo, Vivekananda, Suami Vishnu. Las masas no pueden comprender apersonas tan elevadas. Estos maestros no pueden descender al nivel de la masa. Este tipo de maestros se identifican con NN BRAHMÁN” (EL PA­DRE). Por ejemplo, Jesús, Ramakrishna, Buddha, Sivananda. Estos grandes maestros no son hipócritas, son un ejemplo vivo y resplandeciente de su filosofía. No les afectan las alabanzas o censuras ya que han dejado de identificarse con el cuerpo y la mente.

Profesores Sátvicos 2

Las cualidades de estos profesores son: permanecer en Brahmán y haber estudiado las escrituras. Su experiencia interna corresponde al mensaje de las escrituras. “TU ERES ESO” VYO SOY BRAHMÁN”. Ha experimentado el silencio interior. Este tipo de mae­stros y sus discípulos aprenden y evolucionan juntos.

Profesores Rayásicos

Estos profesores no tienen discípulos, porque los discípulos han de tener disciplina,

Simbolo Mudrá Maestro – Alumno

solamente tienen seguidores, que lo único que desean es alabarles. A menudo son fanáticos. Suelen actuar teatralmente, vistiendo llamativos vestidos para impresionar a sus seguidores (hipnosis). Intentan engañar a la humanidad. Intentan controlar a las personas controlando sus emociones. No practican lo que predican. Algunos líderes religiosos pertenecen a este tipo.

Profesores Tamásicos

Estos profesores están completamente pervertidos. Tratan de magia negra, vudú, etc. Suelen hacer sacrificios de seres vivos sin darse cuenta de que el verdadero sacrificio debe consistir en erradicar la avaricia, envidia, odio, etc. (NATURALEZA INFE­RIOR). Por el contrario, estos profesores sacrifican animales y hombres para calmar a los dioses. Su verdadera meta es el placer sensual. Los profesores tamásicos cambian las cosas para conseguir sus propósitos.

Estudiantes Sátvicos

Existen dos tipos de estudiantes Sáttuicos:

  1. El tipo más elevado es el estudiante como la pólvora. Este tipo de estudiantes son difíciles de encontrar como por ejemplo nuestro Maestro, Suami Sivananda. Poco trabajo hade hacer para alcanzar la perfección. Este tipo de estudiantes no aprobaron el último examen en su vida pasada y han de regresar a este mundo para terminar lo que dejaron pendiente. Alcanzaron el estado más elevado pero no llegaron a completarlo, por lo que en esta vida, se encuentran con un profesor que sólo tiene que encender la mecha. Por ejemplo: Ramakrishna Paramahamsa, Swami Sivananda.
  2. Segundo tipo de estudiantes sattuicos son aquéllos bastante evolucionados que desde temprana edad han desarrollado viveka y vairagia, discriminación y desapasionamiento. Viveka o discriminación es distinguir entre lo real e irreal. Donde existe discriminación, existe desapasionamiento. Van juntos. Para aquél que distingue entre lo Real e Irreal, la mente no puede quedarse en lo no esencial (irreal) sino que se dirige rápidamente hacia lo esencial (real). Discriminación sin desapasionamiento no significa nada. La mayoría de los estudiantes sattuicos saben que no existe una fórmula mágica para alcanzar la liberación o el conocimiento del Ser. La experiencia llega sólo a través de la disciplina. Busca a su maestro para que le imponga una disciplina que le ayude a tener experiencias de las enseñanzas. El estudiante sattuico no es seguidor ciego, no imita. Hace preguntas y trabaja para alcanzar su propia salvación. A veces no se puede dar una respuesta que satisfaga intelectual amenté al estudiante, pero cuando ha evolucionado lo necesario para comprenderla, podrá experimentar el total significado de las palabras de su maestro, su propio crecimiento está en sus manos pero acude a un maestro porque sabe que puede avanzar a través de sus enseñanzas y aceptando una determinada forma de vida.

Estudiantes Rayásicos

Es generalmente más de predicar que de prácticar. Están siempre dispuestos a convertir a los demás, sin tener una experiencia personal. El seguidor está convencido de que su maestro posee una fórmula mágica. La palabra ‘Mi” se escucha constantemente. Mi Maestro”, Mi religión”, Mi Dios”. Su discriminación es de naturaleza pasional, sin ver la verdad que se encierra detrás de las enseñanzas (no pudiendo ver la unidad de todos los dioses). Existe un apego emocinal hacia el Maestro (no ve más alia del papel del Maestro). Si la actitud del maestro cambia con respecto al estudiante, éste se sentirá emocionalmente herido. Esto no le ocurre al estudiante sattuico que posee devoción pura (sólo desea servir a su Gurú. Más interesados en lo espectacular que en la esencia

Estudiantes Tamásicos 

Este tipo de estudiantes mal interpretan las enseñanzas espirituales y hacen que la vida de su maestro sea miserable. Le gusta discutir por el hecho de discutir. Ningún tipo de enseñanza tendrá efecto sobre él. No utiliza su intelecto para examinar temas espirituales. Sólo está interesado en El instinto y no el intelecto trabaja en el estudiante tamásico. No tiene discriminación y carece de disciplina

El Instructor de Yoga

En occidente la figura del instructor, profesor o monitor no tiene por qué coincidir con estas premisas que hemos explicado antes. Puede ser que el instructor sea un buen pedagogo con buenos conocimientos técnicos y ya está. Es correcto pero no trasmitirá nada más que esto, no llega al espíritu del alumno no llegando a despertar el interés por la búsqueda. Otros incluso con menos conocimientos consiguen entusiasmar al alumno y darle respuestas o ayudarle a buscarlas, a encontrar el camino de ser ellos mismos. En realidad son las dos cosas pero el instructor debería tener presente una parcela de los objetivos de gurú.

Requisitos para ser un buen instructor de Yoga.

  • Enseñar desde el corazón no del cerebro solamente.
  • El profesor tiene que aprender a cultivar la persistencia en los estudiantes, construir su poder de voluntad y también impartir el conocimiento de donde enfocarse y con cuanto esfuerzo.
  • Construir cualidades como la honestidad, moralidad, bondad, compasión y dignidad. Ser sencillo. Como profesor manténgase sattvico interiormente, muestre la naturaleza rajasica hacia fuera. La cualidad rajasica del profesor ayuda a superar la naturaleza tamasica de los estudiantes.
  • Debe desarrollar una muy buena demostración de técnica, y dar buenas instrucciones verbales. Enseñe acorde con las necesidades de los estudiantes y en todo momento mantengase presente mentalmente.
  • Aprenda e investigue como enseñar a sus estudiantes mayores y aquellos con específicas condiciones de salud.
  • Como profesor no debe tener ningún complejo de miedo mientras este instruyendo o ayudando. Esté preparado para expresarse claramente, tan bien como sea apropiado. Muestre valor en momentos de duda, no tome riesgos si tiene dudas. Sea retrospectivo y que los estudiantes lo realicen dentro de su estructura mental.  Sea marcado, cauteloso, que el estudiante haga el asana dentro de su habilidad y dentro de la capacidad del estudiante. Sea sensible

Discípulos conscientes y con los pies en la tierra

No propongo discípulos ni profesores de yoga a los pies del Gurú, sino seres humanos conscientes de su Ser y de su persona, de pie al lado del guía, del Maestro, para seguir caminando en esta dignísima senda donde el yoga es uno de los medios más preciosos que tenemos para confiar en el éxito de nuestra vida.

Es el momento de que tendamos un puente entre la llamada Ciencia Sagrada y las ciencias experimentales para darle información al hombre de nuestros tiempos y presentarle una alternativa, que es redescubrir lo que tiene, para que con esto encuentre lo que es; para que se encuentre a sí mismo. No estamos proponiendo nada nuevo, porque “no hay nada nuevo bajo el sol”, como ya se dijo, pero nos falta mucho qué descubrir de lo que hay bajo el sol.

Aunque no somos maestros, la mayoría de los intructores de yoga deberíamos a enseñar con esa entrega y cariz de maestro para transmitir la inquietud de experimentar y plantar la semilla en el alumno que le permita crecer para siempre de manera que de frutos para su propia realización le ayude a encontrar su propia felicidad.

Comparte y disfruta este post si te ha gustado. Tus comentarios serán bien recibidos.

Namasté

Anuncios

Nube de etiquetas