Blog de Yoga Coslada

Entradas etiquetadas como ‘microcosmos’

Macrocosmos y microcosmos

Para no perdernos y continuar con nuestro camino de investigación de una forma sencilla lo haremos, como no podía ser de otro modo, por el principio diciendo que el hombre es una ser espiritual que se manifiesta mediante:

A) Dos Polaridades.

  • Positiva.- Racional, Activo, Yang, externo, masculino, Luz, Padre, etc.
  • Negativa.- Intuitivo, receptivo, pasivo, Yin, interno, femenino, oscuridad, Madre, etc.

B) Con tres cualidades, también llamadas gunas por los hindúes.

  1. .Creacion.- Satva, Impulso, Cardinal, Anabolismo.
  2. .Mantenimiento o acción.- Rajas, Actividad, mantenimiento, metabolismo, fijo.

  3. .Destruccion o cambio.- Tamas, catabolismo, mutable.

C) Compuesto de cuatro elementos de la naturaleza

  1. Fuego.- Impulso creativo, calor, espíritu. Movimiento ascendente.
  2. Aire.– Mente, razón, pensamientos, movimiento horizontal, sequedad.
  3. Agua.- Emociones, sentimientos, humedad, movimiento descendente, energia vitales.
  4. Tierra.- Cuerpo, materia, solido, estabilidad, lo practico, quietud.

Estos no son más que las diferentes vibraciones de energía única de más sutil a menos sutil y se traducen en el ser humano en los diferentes cuerpos que lo componen.

D) Influenciado por siete Energías Planetarias, por su tamaño y cercanía

  1. Sol.- Voluntad instintiva. Oro (Domingo – Sunday en ingles)
  2. Luna.- Sensibilidad, subconsciente, emociones.

    Plata (Lunes)

  3. Marte.- Acción, conciencia de la realidad. Hierro (Mates)
  4. Mercurio.- Comunicación y expresión de la inteligencia. Mercurio (Miércoles)
  5. Jupiter.- Expansión, generosidad, estilo de vida. Cobre (Jueves)
  6. Venus.– Motivación, Amor. (Viernes). Bronce
  7. Saturno.- Los limites, lo concreto, las estructuras, firmeza de espíritu. (Sábado), Plomo.

E) Que nos dan 12 caracteres diferentes. Combinación de multiplicar los 4 elementos por las 3 cualidades antes descritas. Son los signos del Zodiaco conocidos de todos a traves de las cuales se expresan las 7 energías planetarias:

Signos zodiacales

  1. Aries.- Comienzo, entusiasmo, audacia. Cabeza
  2. Tauro.- Seguridad, fecundidad, nobleza, tenacidad. Cuello
  3. Geminis.- Variacion. HOmbros y brazos
  4. Cancer.- Placidez, ternura. Pulmones
  5. Leo.- Autoridad, generosidad y liderazgo. Corazon
  6. Virgo.- Orden, discernimiento, trabajo.Estomago
  7. Libra.- Distribución, justicia, prudencia. Caderas
  8. Escorpio.- Renovación, novedad, sacrificio. Org. Sexuales
  9. Sagitario.- Tranquilizador, generoso, expansivo. Muslos
  10. Capricornio.- Disciplina, método, sensatez, ambición. Rodillas
  11. Acuario.- Independencia, cooperación. tobillos
  12. Piscis.– Metamorfosis, exaltación de la sensibilidad. Pies

Esto,  además de la polaridad diferente y las 7 energías planetarias mas la experiencia karmica que trae cada uno al nacer, nos da una enorme variedad de seres que hacen posible la múltiple expresión y la riqueza que aportan sus creaciones por el mero hecho de aportar su particular y única visión de la vida.

Con todo este bagaje mas las aportaciones genéticas de los padres, que nos proporcionan en gran parte el aspecto físico y otras características heredadas, y el entorno geográfico donde nace cada uno, conforman nuestro “parrilla de salida al mundo” – es decir nuestro cuerpo tal y como lo vemos conformado – y, a partir de ahí, debemos averiguar, una vez que nos hemos hecho con nuestro vehículo corporal durante la infancia y adolescencia por medio de  su ejercicio a través de las actividades cotidianas y  conocimiento del entorno descubriendo poco a poco  las pistas que nos pone la vida (problemas y experiencias) y nuestra propia inteligencia ayudado por nuestro “corazón”, que nos facilita encontrar nuestra verdadera vocación que es la que deberíamos seguir para realizarnos y para dar lo mejor de nosotros mismos con lo que estamos realmente capacitados y,  desde la que podemos dar más, tanto para nuestra propia felicidad – alegría en el trabajo –en nuestra propia existencia y a la humanidad. Es, por tanto, la vía más adecuada para nuestra realización y, como no, para descubrir el  sentido de nuestra existencia, para que cada momento en la vida y en nuestro trabajo sea una diversión y una ilusión continua.

Esta es la razón por la que debemos conocernos a nosotros mismos y ser conscientes en cada momento  de nuestros pensamientos y emociones, con el fin de descubrir nuestras reacciones y tendencias, nuestras habilidades y fortalezas, nuestras debilidades y oportunidades, para saber qué obstáculos tenemos que superar y con que fuerzas contamos para realizar nuestra misión.

En la medida que esto sucede nos sentiremos más partícipes de la gran obra universal y, como consecuencia, entender mejor a su Creador, hecho que nos lleva directamente al camino de unificación hacia Este.

Anuncios

Nube de etiquetas