Blog de Yoga Coslada

Entradas etiquetadas como ‘misión vital’

Tú Eres lo Importante

Influenciados por las misivas de valores proporcionadas por una sociedad competitiva y predominantemente materialista en la que prima más el hombre Tener que el Ser como ya vimos en le pasado artículo, frecuentemente nos menospreciamos y limitamos en exceso creyendo que no estamos en un estrato suficientemente alto para que nuestra vida valga realmente la pena sobre todo cuando comparamos nuestras posibilidades de partida con muchas personas que, según nuestra sociedad está en la cima porque goza de mucho más poder adquisitivo, más fama o clase más alta que la nuestra .

De acuerdo a esta visión, es lógico pensar que estas personas afortunadas tiene muchas más posibilidades de disfrutar de la vida y de una variedad infinitamente mayor de experiencias que nosotros ya que disponen de más tiempo, relaciones, diversión, etc. Esto es cierto desde nuestro punto de vista pero no lo es desde el punto de vista cósmico que cuenta con una escala de valores diferente ya que no tiene en cuenta el escenario ficticio o ilusorio, Maya para los hindúes o la filosofía Yoga, que nos hace parecer real lo irreal así como en el mundo del espíritu o incluso el de los sueños, nos parecería real el sueño y la vigilia irreal.

Eres un instrumento de la obra de Dios

Desde el punto de vista cósmico – universal deberíamos considerar la premisa de que cada unidad de la creación, sea cual sea, tiene un propósito determinado y es igual de necesaria e imprescindible para el gran propósito de la Gran Obra Divina, es decir, para la expresión de Dios en toda su dimensión como chispas divinas que somos y que llevamos en nuestro interior.

Al final soy uno, con los demás

Al final soy uno, con los demás

Por otra parte sabemos que, desde el punto de vista divino, no existe malo ni bueno sino Armonía y equilibrio sirviendo estas polaridades como referencias para alcanzarlo. Ese calificativo lo damos nosotros pro en el exceso no hay nada armónico y cualquier cosa sienta mal dando los mismos síntomas Ej: El frío extremo da la misma sensación que el extremo calor. La tristeza extrema y continuada afecta al corazón de igual modo que la alegría exagerada y mantenida siempre le afecta también.

Podemos concluir, entonces que, del mismo modo que cualquier pieza de un puzzle es igual de necesaria para completarlo aunque algunas piezas tengan más colorido que otras, cada ser de la creación, cada persona, cada animal, cada planta, e necesario para poder completar la Obra de Dios en la más variada expresión que podamos imaginar.

Tú eres Único

Nuestra vida, evidentemente, tiene un valor incalculable si sabemos aprovecharla ya que se trata de una experiencia vital única e irrepetible independientemente del papel que nos haya tocado interpretar y las condiciones que nos hay tocado vivir porque, al fin y al cabo representan ni más ni menos que la inteligencia divina abriéndose paso por los obstáculos que ofrece el mundo de la materia para poder progresar en los valores internos. Siendo tu el instrumento de batalla específico para tal fin, un rayo único de energía diferenciada que se expresa de una manera también única en este mundo.

  • Nadie puede amar como tú lo haces
  • Nadie pude pensar como tú.
  • Nadie puede igualar tu manera de ver las cosas, los problemas, etc.
  • Nadie puede, en definitiva, igualar tu punto de vista, puede ser mejor o peor. Pero es el tuyo y siempre aporta algo nuevo.

Por eso es muy importante que seas tú mismo evitando imitaciones, así te sentirás mejor. Alguien dijo: “Nuestra Misión en la vida es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si llevamos la vida ideada por otra persona”. James Van Paagh

Interpretar la película de la vida. Los papeles en la misión vital

Imaginemos la vida como una película que debemos interpretar, con el papel que nos ha tocado interpretar. Hay muchos papeles, algunos de mayor contenido y responsabilidad para actores de renombre y experimentados que corresponderían a los protagonistas y un séquito de actores secundarios e incluso de relleno para los menos experimentados o nuevos actores.

Aunque los que se lucen, en este caso, son los principales, no hay que desdeñar el papel de los actores secundarios, de relleno, colaboradores en la sombra, decoradores, maquillaje, fotografía, etc., que hacen posible que la película luzca como es debido. Seguramente, muchos de los que eran actores secundarios, a raíz de su perfecta interpretación de su papel, son catapultados a papeles más importante cada vez en próximas películas de manera que van cotizándose poco a poco.

También es posible que algún actor de alta gama, pueda caer en el olvido de los papeles principales por una mala interpretación en su papel.

¿Qué te parece si trasladamos este escenario a nuestras vidas?. ¿Qué papel creemos que estamos interpretando?. ¿Cómo de brillante creemos que lo estamos haciendo?. Este sería un buen punto de reflexión y de partida, nuestra misión o papel.

Pero, ¿cuál es nuestra Misión Vital?

Para entender esto tenemos una herramienta muy útil que es nuestro Corazón, me refiero a nuestra propia intuición que nos da pistas mediante la observación de nuestras propias inquietudes personales. Lo que nos atrae verdaderamente.

Tiene que ver con encontrar nuestra vocación cuyo descubrimiento será también el descubrimiento de nuestra felicidad en un tanto por ciento muy elevado a la par que hará posible que podamos interpretar un buen papel descubriendo nuestro verdadero talento a explotar con la energía con la que hemos nacido que es la más apropiada para este fin.

Puedes ser un barrendero pero, si haces tu trabajo con dignidad y perfección, tendrá más valor que alguien con un cargo mucho más importante que dedica plenamente su esfuerzo con amor.

  • La vocación debería ser una llamada que parte desde el corazón,
  • Algo en lo que nos sentimos cómodos y que se nos da bien,
  • Algo en lo que el tiempo se difumina, en lo que se nos pasan las horas sin darnos cuenta. Algo, en definitiva que no depende del interés de tener sin o de Ser.
  • Algo que llena y unifica cuerpo mente y espíritu,
  • Algo en lo que podemos casi hacer arte por nuestra dedicación, algo desinteresado

A este punto podemos decir que hemos encontrado el papel adecuado a nuestra evolución y a nuestro carácter con el fin de aprovechar nuestra existencia al máximo aportando nuestra propia huella única. Nunca nos faltará nada que necesitemos porque siempre daremos lo mejor que tenemos.

“No importa tanto el resultado como el esfuerzo para conseguirlo”. M. Ghandi

Realízate viviendo el presente

Para completar estos consejos no debería faltar la toma de conciencia necesaria para vivir tal y como dijimos en el artículo anterior que nos permite vivir en el presente constantemente.

Cuando eres tú mismo y vives el momento comprendiendo o intentando comprender los mensajes que te proporciona la vida, tu entorno, tu cuerpo y tus pensamientos extrayendo las enseñanzas, siempre positivas, entonces estamos a un paso de catapultarnos a ese actor de primera categoría, un espíritu de primera línea con la conciencia despierta para llenarse de luz y sabiduría.

Recuerda: No importa la vida que lleves, lo rutinaria que esta sea, sácale el máximo partido y aprovecha bien tu papel, pero el tuyo, no vivas la vida de otro.

Solamente con que alguien le haya servido tu sonrisa, tu aliento o tu idea en un momento crucial de su vida ya ha merecido la pena vivir.

Armoniza tus dos hemisferios cerebrales

Comparte y  comenta disfruta este artículo, tus comentarios serán bienvenidos y contribuyen a enriquecer las experiencias de lso demás también.

Namasté

Anuncios

Nube de etiquetas