Blog de Yoga Coslada

Entradas etiquetadas como ‘navidad’

Los Reyes Magos, una Experiencia Personal

Recuerdo, cuando era niño, que tenía una gran ilusión por este día de las fiestas de navidad, quizá el más esperado por cuanto suponía la recompensa de tanta paciencia para conseguir, por fin, los ansiados regalos que unas manos mágicas colocarían, mientras dormíamos, en el balcón de casa. Para ello habíamos escrito la carta personal con el juramento de que nos habíamos portado medio bien, unos días antes, enviándola por correo “A sus majestades de Oriente…..” y el mismo día, por la tarde, nos preocupamos afanosamente de colocar, cuidadosamente, los zapatos, bien limpios en aquél lugar. Luego íbamos a ver a esos tres Reyes Magos, cuando pasaban por el pueblo, en sus caballos, con sus pajes y su caravana, lanzando caramelos y saludando por doquier. Esa noche había que acostarse temprano para que no nos sorprendieran los Reyes, despiertos , ya que  de ser así, no dejarían los regalos. Pero no sin dejar alguna copa de anís y unos dulces navideños en la mesa del comedor.

Así era todos los años. Nosotros hasta los 9 ó 10 años no nos planteábamos si era una

Este simbolo para los cristians fué adoptado de otras culturas

casualidad que llegaran a repartir al mismo tiempo a todos los niños del mundo, ó si al rey negro se el veía como pintado, ni siquiera que se parecía al herrero del pueblo, ni que la carta iba sin dirección. Nosotros, en la inocencia de la niñez, lo veíamos todo posible y los pequeños detalles, se pasaban por alto al no ser relevantes.

Para colmo, ya alrededor de los 10 ú 11 años, cuando podría desvelarse el misterio, ocurrió algo tan milagroso como inesperado. Cuando estábamos a punto de acostarnos, llamaron a la puerta, abrió mi padre y vi como aparecían por la puerta los tres Reyes que había visto en la cabalgata por la tarde, con sus túnicas, sus coronas, sus grandes barbas… a quién le importaba que éstas parecían postizas, ó que el rey negro, en el cuello, parecía asomar un corte de piel blanca.

Allí estaban ellos y, habían venido en persona a casa, y, además, traían en sus bolsas rojas y verdes, los regalos que habíamos pedido en la carta. Para mí fue la mejor experiencia de mi vida, increíble.

Estuvieron unos momentos hablando con mi padre, preguntándonos si nos habíamos portado bien, etc. Luego, se tomaron algún dulce y la copa y se marcharon, alegremente, diciendo que tenían mucha noche por delante para repartir a todos los niños que no eran pocos. Esa noche no la olvidaría jamás en mi vida.

Lo que ocurrió fue que mi padre, administrativo del ayuntamiento del pueblo, tenía cierto don de gentes y, ese año, que hacían el papel de reyes unos amigos más cercanos, quedó con ellos en casa para este fin.

Con este aliciente, la ilusión del cuento de los reyes magos, me duró hasta la pubertad, casi los 14 años y porque ya era demasiado patente. Vamos que era como “Yo contra el mundo”. Lo reconocí pero no sin cierta nostalgia.

Ventajas y Beneficios de esta Experiencia Infantil

El hecho de compartir esta experiencia es porque creo que todas estas ilusiones fantásticas y simbólicas que se remontan a la noche de los tiempos, no deben acortarse en la niñez, ni perderse:

  • Mantienen la inocencia de la niñez
  • Estimulan la imaginación
  • Nos hacen revivir las historias simbólicas de la humanidad
  • Fortalecen la paciencia, saber esperar, trabajar para conseguir, etc.
  • Nos recuerda las buenas obras para conseguir el objetivo, en este caso, el regalo.

Además al repetirlo cada año, se vuelven hábitos que repetimos de generación en generación, como una ceremonia que también estimula la imaginación de los padres de sorprender a nuestros hijos.

Actualmente el objetivo de la comercialización y el consumo están alterando  sensiblemente este evento hasta el punto de que, en algunas familias, los hijos acompañan a los padres al centro comercial con objeto de elegir los regalos de reyes con las

Hoy en día se representa con un caríz más comercial

consiguientes disputas por los mismos, lo cual no hace más que mermar la ilusión y borrar poco a poco, el significado y el sentido de esta fecha gravemente e hiriendo inconscientemente el correcto equilibrio mental del niño en su desarrollo progresivo hacia la madurez.

Significado Simbólico

Igual que la Navidad es otra de las fiestas asimiladas por el cristianismo de las fiestas paganas existentes, en este caso el 6 de enero que era la Epifanía (manifestación, fenómeno milagroso).

El simbolismo es muy expresivo y, aparte de la historia Bíblica, viene a decir que estas tres Magos Astrólogos que representan las tres divinidades:

  • Melchor (continente Europeo) ó Brahma,
  • Gaspar (del continente asiático) ó Vishnu y
  • Baltasar (del continente Africano) ó Shiva,

Llevan al recién nacido los regalos para su manifestación vital en equilibrio, que son, respectivamente:

  • Oro (representando su naturaleza real, como presente conferido a los reyes), nacimiento, Satwas. También representa al Sol como astro reinante, energía creativa.
  • Incienso (que representa su naturaleza divina, empleado en el culto en los altares de Dios), manifestación y expresión en la vida, Rajas, representa el aire de naturaleza activa y movimiento, y..
  • Mirra (un compuesto embalsamador para los muertos, representando el sufrimiento y muerte futura de Jesús), decaimiento y muerte, Tamas, que así, representa el cambio continuo para evolucionar.

Este significado interno que nos recuerda en todo momento y, sobre todo, cada año, primero con la fiesta de la navidad de significado parecido y, la nuestra de los Reyes Magos, el recuerdo de nuestras tres cualidades siempre presentes en todas nuestra acciones y en toda la naturaleza, que deben encontrar el equilibrio para llevar una existencia plena y la consecución de los objetivos que nos propongamos de acuerdo a nuestra misión ó vocación en la vida.

Anuncios

El Triángulo Roto

Existe una ley universal e inmutable llamada la Ley del Triángulo que viene a decir: “Para que exista un resultado tiene que unirse ó coincidir dos fuerzas de distinta polaridad”, esto quiere decir que para que se produzca un resultado nuevo es necesario que dos cualidades de distinto signo coincidan como por ejemplo para que se produzca luz tenemos que unir los dos polos eléctricos.

DESEO + VOLUNTAD DE ACCIÓN = RESULTADO

También el nacimiento de un hijo necesita que el elemento femenino (mujer) y el masculino (hombre) aporten sus células de polaridad contraria para crear un tercer elemento, el bebé.

Pero, está claro que no solo basta con unir a los amantes que desean ese hijo, sino que hay

Triangulo Penrose

que mantener los cuidados y preparación necesaria para que se geste en el vientre de la madre completamente, de lo contrario podría incurrir en un aborto con lo que no llegaría a vivir el feto

Podríamos decir lo mismo en el caso de querer conseguir un objetivo. Tendríamos que planificarlo primero, luego ejercer los pasos necesarios para ponerlo en práctica y en la medida e intensidad en que hayamos seguido esos pasos de la planificación inicial hasta el final, se producirá un resultado más ó menos como esperábamos. De lo contrario podría ocurrir que no se completaran los pasos y el negocio fracasará con seguridad.

Se llama la ley de la creación y, por ser universal, es aplicable a todo lo creado, ya sea de carácter material, mental ó espiritual.

Fin de Año Viejo y comienzo de Año Nuevo

Con estas fiestas se celebra este cambio de año y todo el mundo

desea lo mejor para los demás, salud, trabajo, bienestar, etc.  Se inundan las comunicaciones de m ensajes

en todo el mundo. Esto es perfecto y magnífico si no fuera porque sólo dura unos días. Este día se brinda (acto simbólico de unir las polaridades y símbolo de unidad al choque de las copas), se toman 12 uvas que simbolizan los doce meses pasados y que digerimos con ayuda del champaña para empezar los nuevos sucesos y planteamientos.

También están los buenos propósitos que deseamos a los demás de todo tipo, incluso con nuestros propios proyectos personales. Los que más sobresalen según encuestas y, a veces, propia experiencia, son: “Dejar de fumar definitivamente, aprender inglés ó hacer

Para que el resultado surga es necesario la acción bipolar

ejercicio desde ya”.

Este propósito la mayoría de las veces sólo aguanta en la cabeza los días de navidad y después….¿Que pasa después de estos días tan maravillosos?….No pasa nada y todo sigue igual, continúa la misma rutina, los mismos hábitos y costumbres y la misma “mala leche”, al menos hasta la próxima navidad.

Estas celebraciones lo que sí tiene en común es el consumo desmesurado tanto en obsequios y regalos a los niños y adultos como en las comidas y bebidas, como si hubiera que demostrar públicamente que tenemos que estar contentos y afectuosos.

Este excesivo desgaste lo pagamos en la llamada “cuesta de enero”, que cuesta levantar, y más ahora, con la “crisis” eso sí, después de la navidad nos acordamos de ella.

¿Qué ha ocurrido?

El Triángulo se ha roto porque los propósitos se han planeado, hemos brindado y deseado un cambio pero no lo hemos puesto en acción y, por tanto, no se han cumplido, mientras que los comerciantes, más acostumbrados a la planificación que nosotros y velando por su negocio, aprovechan para cumplir con los suyos, subiendo los precios cuando llegan esos eventos que bajan inmediatamente después con las “Rebajas de enero”, para que podamos seguir consumiendo por encima de nuestras posibilidades, muchas veces, ya que… “Estaba tan barato que no pude resistirme”.

Y yo me pregunto; ¿Acaso no se pueden sentir las fiestas que, como indicaba en el post de la navidad, simbolizan más bien recogimiento, más dirigidas a la familia y las celebraciones caseras sencillas que, con el tiempo de invierno reinante, indican ahorro interno bajo la protección del hogar y los allegados, que a las fiestas de desgaste en todos los sentidos más propias de tiempos cálidos y tropicales?

¿NO sería mejor hacer los regalos sencillos, más bien personales, durante las fiestas y después, en las rebajas comprar lo que necesitamos igual que si no existieran estás. Entonces si que ahorraríamos puesto que lo que adquiriéramos sería mas barato.

Algunas Recomendaciones

Después de estas consideraciones, podríamos pensar en pasar la navidad y todas estas fiestas, que cada vez sentimos menos internamente en su significado profundo, hasta el punto que ya no sirven para regular nuestros ritmos naturales acorde a los de la Naturaleza Madre.

  • Lo primero que habría que hacer es sentir su significado para disfrutarlas de verdad, en su justa medida
  • No se trata de practicar excesos si no de sentirnos bien interiormente y las comidas de celebraciones pueden ser especiales, hechas con esmero y delicadeza, pero no tiene por qué ser indigestas ni demasiado abundantes. Más que por la comida en sí, lo importante es la compañía de los seres queridos.
  • Los presentes deberían sobresalir, no tanto por su valor material sino por el emocional, es decir, procurar expresar con el regalo tu esmero y esfuerzo en averiguar lo que le puede hacer feliz ó sorprender al receptor.
  • Comprar los regalos con antelación y no esperar a los días de la “zona navidad” ó de subida de precios.
  • Respecto a las rebajas actuar lo mismo que siempre y comprar lo que necesitamos con la diferencia de que nos saldrá más barato que normalmente pero sin entrar en la compra compulsiva cuyo resultado final es mayor gasto que el que íbamos a realizar.

Nube de etiquetas