Blog de Yoga Coslada

Entradas etiquetadas como ‘pepinos’

Nuestros Pepinos….Los Pobres

Alguien dijo: “Temer temí, y lo que temí me sucedió.” Creo que fue Job en  su libro 3:25

Un Susto cada Poco… ¿Cuál Toca Hoy?..

Solemos mirar las apariencias antes de relacionar el resto de factores.

Esta semana hemos esta todos expectantes con el síndrome de los pepinos españoles, llamada hoy la bacteria E.coli mejorada de “no se sabe donde…”Después de sembrar la alarma, siguen buscando al culpable de la enfermedad por doquier volviendo locos a investigadores, cientificos e incluso, a la policía.

Me hace gracia lo fácil que es crear una ola de pánico y afectar con ella a los mercados económicos, aunque luego sea un error ó peor aún, si se tratara de una broma, haría el mismo efecto en los medios hasta que se desmintiera.

Y es que estamos sobrepasando el nivel de seriedad y rigor que normalmente se exigía  y acompañaba a los comunicados antes de hacerlos realidad hasta, hoy día, la ligereza y las alarmas casi sin preguntar previamente.

Esto ha pasado con los pepinos españoles. Basta con hacer saltar la alarma desde sanidad para que nadie pregunte antes de bloquear la administración de los mismos y generar grandes trastornos y pérdidas económicas sin comerlo ni beberlo, en nuestro país primero, y progresivamente, a los demás exportadores de otros pasases.

Y es que al ponerles nombre la cosa tiene más audiencia. Anteriormente fueron, entre otras:

  • El curioso caso de la Gripe Aviar, pobres pollos sacrificados. Pero si era una gripe normal y flojita.
  • La Fiebre Porcina, otra que tal. El chivo expiatorio, los cerdos.
  • Las Vacas Locas, mira que dio lata. También lo sufrieron las pobres vacas estuvieran locas ó no. Ya lo dijo Rudolf Steiner (Sociedad Teosófica): “cuando las vacas coman carne, se volverán locas”. Y sucedió porque los piensos están enriquecidos con restos de huesos y carne.
  • La hepatitis B, que también dio bastante de que hablar y generó una campaña de vacunaciones excepcional.
  • Como no, el aceite de Colza famoso, cuyos problemas los dio más bien los antídotos como el Urbasón que el propio aceite 8hubieran sido solo trastornos leves.

Casi siempre obedece en el fondo, o viene bien, a ciertos cambios de mercado en el ramo de la alimentación e intereses políticos

Común denominador: El Miedo.

La actual sociedad tan avanzada en tecnología y tan frágil en valores, es presa fácil del miedo y la inseguridad, lo que cabía esperar teniendo en cuenta la separación exponencialmente acentuada de su origen y su misión como ser humano. Las características propias de la sociedad del confort, que generan ese temor son:

  • Estamos más acomodados  y eso nos hace más frágiles ante lo imprevisto
  • Más importante Tener que Ser con lo que el miedo a perder lo que tenemos se acentúa proporcionalmente a la cantidad de posesiones.
  • Sociedad muy especializada que nos hace depender de casi todo
  • No identificamos con el cuerpo, ignorando los demás planos del ser humano, lo que trae como consecuencia, el temor a su deterioro ó pérdida, única forma de existencia

No nos fiamos de nadie que no conocemos, miedo a los atracos, a los desastres naturales, a perder el trabajo, etc.. Este es un factor más de estrés a sumar a los demás factores de intoxicación que nos acompañan debido al modo de vida inarmónico que llevamos generalmente. Como se trata de una sociedad con costumbres parecidas , en los países civilizados, la gente, ya bastante intoxicada y en equilibrio crítico de salud, suele coger ciertas enfermedades como una oleada en cadena a modo de contagio.

Los microorganismos, más que causantes, aparecen en su terreno apropiado

Ese miedo a las amenazas “por todas partes” se cristalizan a la postre en nuestra estructura corporal y mental y, del mismo modo que ocurre en el conjunto de la sociedad moderna que vemos enemigos por todas partes, terrorismo, bombas, robos, desastres y nos preparamos por si acaso, nosotros nos vacunamos por si… , creando un estado de alarma en el organismo constante lo que no es de extrañar que produzca, como consecuencia, todo tipo de alergias a los elementos más inofensivos (polen, pelo animal, etc.)

El Chivo expiatorio de nuestros Abusos

Seguimos empecinados en burlar a la naturaleza y para no sentirse culpable ó explicarlo, suele buscar enemigos por todas partes. Así es como la medicina oficial ha ido actuando en lo referente a las infecciones y otras enfermedades, poniendo bajo investigación a los microorganismos como causantes de las mismas por el solo hecho de encontrarse en el sitio equivocado y el momento equivocado, es decir, en un terreno contaminado, el cuerpo de la persona enferma.

Partiendo de este absurdo razonamiento comenzó con Pasteur y sus investigaciones una guerra sin cuartel contra esos enanos tan peligrosos y despiadados que no nos dejaban vivir. El descubrimiento estrella fueron las Vacunas creyendo que inoculando enfermedad se procuraría salud…¡Que cosas!. Tan importante fue el suceso que progresivamente, se implantó de manera obligatoria en una selección de síntomas  y, así, nadie escaparía de estas “maravillosas defensas de diseño”.

Estadísticamente, se ha observado en los Tratados Médicos, que casi todas las enfermedades infecciosas iban descendiendo desde el siglo pasado

Estamos continuamente investigando en microorganismos que a veces hacemos más peligrosos por mutación

independientemente de la instauración de las vacunas que fue después ó en grupos vacunados y no vacunados. Este descenso obedecía más bien al cambio de modo de vida de la sociedad, adopción de mejores medidas de higiene y alimentación que al hecho de vacunarse.

Pero…total, ¿Qué más da?..Al fin y al cabo supone un montón de millones de dólares y eso no es nada despreciable si, además lo ponemos como membresía regular por la sanidad estatal. ¡Ah!…y si nos parece poco, siempre se puede generar una alarma epidemiológica para crear otra nueva vacuna que sanee las arcas hay repletas de esos aprendices de brujo

Como dije al principio, esta obsesión por el exterminio de estos bichos microscópicos no hace sino empeorar el panorama, ya que la vida siempre tiende a abrirse camino y, en el caso que nos ocupa, las bacterias y virus van mutando hasta hacerse fuertes a las agresiones continuas de los antibióticos y siendo, por tanto, más virulentos aún lo que hace más difícil su eliminación.

Por esto: ESE MIEDO INDISCRIMINADO HACE QUE , CON EL TIEMPO, TERMINE POR CUMPLIRSE LA SUPUESTA AMENAZA Y SE HAGA REALIDAD.

Comenta este post si ha sido de tu agrado y compartelo.

NAMASTÉ

Yoga Coslada

Anuncios

Nube de etiquetas