Blog de Yoga Coslada

Entradas etiquetadas como ‘promesas’

La Constancia

Recién abordado un nuevo año, después de las Fiestas típicas con sus cariños, celebraciones, la familia, “ todo el mundo es bueno y está lleno de Paz y Amor” que desea, de todo corazón a los demás, sea quién sea, al menos en esas fechas. Con la celebración del nuevo año, nos vemos con fuerzas renovadas y suele ser una costumbre, tradicional ya, ponernos unos retos u objetivos que son las llamadas “Promesas de Año Nuevo” y que giran en torno a “lo que nuca conseguiste y en este año va la vencida”. Algunas de las más sonadas y clásicas son:

  • Me apuntaré a un gimnasio
  • Este año si que voy a seguir una dieta para adelgazar
  • Voy a dejar de fumar o voy a dejar de beber.
  • Me voy a organizar mejor el tiempo
  • Voy a ahorrar más…, bueno, esta no vale esteaño porque estamos nos empujan a hacerlo las circunstancias, ya sabéis.

    Lo que nos proponemos hay que ponerlo en prática y mantenerlo

El caso es que, cuando empezamos con nuestra rutina habitual, estos deseos, en la mayoría de los casos, se van viniendo abajo y posponiéndose hasta llegar, incluso a extinguirse completamente hasta el próximo año nuevo y, entonces, cabría decir mejor  “Este año voy a comenzar a hacer dieta….como todos los años “. Y es que, en frío, nuestra mente comienza a hacer su juego manipulador con pensamientos como: claro que lo haremos pero ahora , con este frío no es el mejor momento, a la entrada de la primavera lo cuadro sin duda alguna” oa ver me quedo un poco más tranquilo y dejo de fumar definitivamente”. Y, así, va pasando el tiempo y no nos hemos movido ni un ápice de nuestra posición anterior. Todo sigue igual, no hay cambios. Hasta te acostumbras a este juego y no te enfadas siquiera.

Objetivos o Intenciones

Los objetivos, normalmente son o deben ser muy concretos y poderse medir o cuantificar para que puedan cumplirse plenamente y, como solemos prometer objetivos concretos, si no los cumplimos o los abandonamos, lo sentimos dentro como una derrota o un fracaso aunque nos hayamos acostumbrado a ello por no ser muy importantes pero implica una frustración con el objetivo, si, además lo hemos hecho público en nuestro círculo, da muestra de poca seriedad aunque parezca broma.

Este comportamiento es común en los  humanos porque actuamos de diferente manera si hay un beneficio material por medio o no. Es decir, nos tomamos en serio el objetivo de nuestro trabajo y en cambio el que nos ponemos a nosotros mismos a nivel personal nos parece más trivial y solemos perderlo.

Por esto, para estas promesas es mejor, si las deseamos, hacer una declaración de intenciones que nos proporciona una eleción en la dirección adecuada pero sin definir exactamente el tiempo ni la forma lo que nos coloca en una posición menos tensa y sin la sensación de fracaso ya que mantenemos la intención en nuestro pensamiento que hace que nos acerquemos cada vez más al objetivo final pero sin  el agobio del tiempo y el compromiso demasiado concreto y definido. Es como dar el mensaje al subconsciente de: “Estoy en el camino”.

Ejemplo: “Tengo la intención de llevar una vida más sana”. En esta declaración el campo es bastante amplio para que no cumplamos algún objetivo y solo con que vaya en esa dirección, solo con que consiga comer más fruta, haga algo más de ejercicio, descanse más a menudo o tome contacto con la naturaleza con más frecuencia, voy cumpliendo algo de toda la tarta. Mi subconsciente va en la misma dirección que mis pensamientos y me ayudará a conseguirlo, no hay fracasos ni frustración.

La Constancia. Una Herramienta Imprescindible.

Ponerse metas de vez en cuando está bien pero todavía está mejor mantener la constancia estas. Son muchos los que comienzan el camino pero muy pocos los que lo terminan quedando al final, no necesariamente los más listos sino los más constantes.

Cuantas veces veo en las actividades de mi centro deportivo, incluso en mis clases de yoga, como se agotan las plazas para el comienzo de curso, la clase está abarrotada pero, a los pocos meses la gente va dejando de ir hasta darse de baja quedando hasta el final algo más de la mitad del grupo. Es cierto que, en este caso entran en juego otros factores personales como cambios de horarios, falta de motivación, desencanto de la actividad, etc., lo cierto es que hay personas que inician una actividad o un hábito con fuerza pero, a la mitad del camino, lo dejan, después prueban otra cosa y les vuelve a pasar lo mismo entrando en un bucle en el que no acaban de aprender ni llegar a la esencia y, por tanto a los beneficios antes de que se empiecen a manifestar y eso crea una cierta ansiedad y disconformidad. Este juego es, en cierto modo, peligroso porque nos condice a una situación personal estática de involución que sigue esta fórmula:

ABANDONAR = PÉRDIDA DE TIEMPO = TRABAJO INÚTIL =

 DESMORALIZACIÓN = VOLUNTAD DEBILITADA 

Por eso, excepto que nos hayamos equivocado en nuestra elección y de eso nos deberíamos dar cuenta nada más comenzar la actividad, cuando deseamos practicar algo lo haremos con tesón y constancia para entender al menos la esencia de dicha actividad y recoger algunos hábitos y beneficios importantes que nos sirvan para incorporarlos a nuestra vida de alguna manera de lo contrario estaremos en el cuadro anterior lo cual no es recomendable de ningún modo.

La constancia es la resistencia de la Voluntad o voluntad mantenida en el tiempo y alimentarla conduce a regenerar nuestra fuerza de voluntad y, por tanto, a dar un paso adelante en nuestra propia evolución como personas.

Pero…¿Cómo lo Hago?

Vamos a poner un ejemplo con algunas ideas de la secuencia a seguir cuando deseo conseguir algo ya sea importante o no tanto.

La Volutad fuerte y constante mueve montañas

Decidimos dejar de beber alcohol, me gusta tengo el hábito pero ha llegado el momento de eliminarlo porque veo que me perjudica y, además quiero comenzar una vida más sana y esto supone un impedimento

  1. Deseo de dejarlo y este deseo verdadero lo apoyo con poner de manifiesto los aspectos negativos y de deterioro que tiene el alcohol para la salud.
  2. La orden de mi afirmación en el presente, tanto si lo dejo de golpe o por fases planificadas como: “cada semana voy a tomar una copa menos”,  será: “HOY no bebo alcohol”.
  3. Visualización. Esta afirmación la apoyo con una visualización que consistirá en visualizarme a mí mismo feliz con aspecto más saludable, sonriendo, en la naturaleza bebiendo agua, y zumos naturales en compañía agradable, etc., y esto lo haré cada día o cada noche antes de dormir.
  4. Actividad Alternativa. Sustituir ese tiempo con algo que hacer que me guste  y que me aparte del momento culminante para dejarme arrastrar por el hábito.
  5. Estar Alerta. Durante el día, estaré alerta y consciente todo el tiempo que pueda y, cuando llegue el momento en que me llenan las ganas de beber, catuar en consecuencia con el punto anterior que llenará el hueco del hábito. Dado que los hábitos tienen, a modo de ola, un tiempo de nacimiento, crecimiento, punto culminante y decadencia, es necesario aguantar el tirón hasta que se pase pero no por ello debemos relajarnos porque la mente volverá a intentarlo una y otra vez.

De esta manera los ataques serán cada vez más espaciados hasta extinguirse el deseo del hábito que queremos erradicar.

La clave está en estar alerta y dar nuestras afirmaciones el momento presente Hoy, entonces el subconsciente interpretará que dejamos de beber hoy y mañana será otra vez hoy…solo pensamos en dejarlo HOY y solo HOY.

Cuando emitimos frases como “mañana voy a dejar de fumar” o “cuando llegue el verano voy a empezar a hace una dieta para adelgazar”, estamos dificultando mucho el trabajosa que para la mente subconsciente, cuando llega mañana interpreta otra vez mañana y hoy, por lo tanto, no lo vas a conseguir, estas dando margen para alargar eternamente esta situación. Tu propia mente te engañará y el subconsciente no te ayudará así.

Este método podéis aplicarlo en cualquier cosa que queráis proponeros como: dejar de fumar, cambiar de alimentación, hacer ejercicio, etc.

Con el Yoga lo tenemos más fácil debido a que es una disciplina que abarca tanto al cuerpo como a la mente y su control y, además, ayuda a fiarnos en nuestro universo interior que nos llega a fascinar tanto que muchos deseos triviales desaparecen por su propia incompatibilidad.

Espero que os haya sido útil esta pequeña aportación para investigar en la práctica, claro, de lo contrario es papel mojado. Si ha sido así, compártelo con tus conocidos para eso está.

 Namasté

Anuncios

Nube de etiquetas